Vuelo instrumental básico cap.11

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Vuelo instrumental básico cap.11

Vuelo instrumental básico cap.11

ascensos-del-avionVuelo instrumental básico cap.11

Ascensos

Esta maniobra consiste en cambiar la altura conservando constante el rumbo. Sin embargo pueden hacerse de dos formas:

a) A velocidad constante

b) A régimen constante.

En la primera se pretende cambiar la altura manteniendo una velocidad determinada en el anemómetro durante toda la maniobra. En la segunda se pretende mantener un régimen de cambio de altura constante, es decir, de 300, 400, 500 pies por minuto, pero siempre el mismo régimen durante toda la maniobra.

Ascensos a velocidad constante.- Los ajustes de potencia necesarios para cada velocidad deben consultarse en el manual de vuelo del avión.

La maniobra puede iniciarse desde dos situaciones distintas:

a) Desde velocidad de crucero.

b) Desde velocidad de subida

Ascenso partiendo de la velocidad de crucero. – Supongamos el avión volando en vuelo recto y nivelado a velocidad normal de crucero.

ascensos-y-descensos

Entrada:

1. Levantar el morro, aproximadamente a la posición necesaria para mantener la velocidad escogida. El horizonte presentará una posición de subida (esta posición variará con las características del avión y la velocidad a establecer)

ascensos-y-descensos

2. Compensar el avión para mantener sin esfuerzo la presión hacia atrás de la palanca.

compensadores de vuelo

3. La velocidad comenzará a decrecer, bajando de la normal de crucero. Aumentar el barrido de instrumentos y observar el régimen de pérdida de velocidad.

ascensos-y-descensos

4. Anticipándose al valor deseado de la velocidad, aproximadamente un 10 por ciento, aumentar la potencia a la necesaria para mantener la velocidad de ascenso.

ascensos-y-descensos

5. Compensar nuevamente el avión para la situación de ascenso establecida.

La situación del panel de instrumentos completo será la siguiente: (Fig.53).

ascensos-y-descensos

Comparar esta posición con la figura de vuelo recto y nivelado del principio del artículo.

Una vez que el avión se estabilice a velocidad de ascenso (anemómetro) constante, y posición en profundidad constante, el anemómetro se convierte en primario para profundidad. El direccional continúa siendo primario para la inclinación.

El indicador de potencia debe vigilarse para comprobar que está ajustado a la potencia requerida para el ascenso.

Las correcciones de velocidad deben hacerse con posiciones de morro.

Alta velocidad = subir el morro.

Baja velocidad = Bajar el morro.

En consecuencia el variómetro acusará estos cambios en la posición del morro.

No obstante el objetivo de mantener la velocidad de ascenso fija se está cumpliendo.

Ascenso a velocidad constante partiendo de una velocidad idéntica a la de ascenso.- La situación es la siguiente:

El avión se encuentra volando en crucero a una velocidad “igual a la de ascenso” y se requiere pasar a una situación de ascenso a la misma velocidad.

La maniobra presenta con relación a la anterior la diferencia de partir de una velocidad inicial menor que la normal de crucero.

En este caso el ajuste de la potencia debe hacerse simultáneamente al cambio de la posición de morro para colocar el avión en posición de subida.

No olvidemos que estamos intentando iniciar el ascenso desde una velocidad preestablecida, que ya tenemos y el cambio en la posición del morro va a traer como consecuencia inmediata la pérdida de velocidad en el caso de que no se actúe inmediatamente sobre la potencia del motor.

Ascenso a velocidad constante partiendo de velocidades distintas de las requeridas para el crucero. – Este caso no es nada especial ya que puede considerarse como una combinación de los dos anteriores.

Vamos no obstante a analizarlo y ver la presentación que tendrá el panel en cada caso.

Si se parte de una situación de baja velocidad, el morro estará en una posición alta, como corresponde a la baja velocidad. Se quiere ascender a una velocidad mayor que la que se mantenía en crucero. Será necesario bajar el morro. Ello trae como consecuencia la reducción de las resistencias aerodinámicas y el avión se acelera. Permitid que lo haga hasta alcanzar la velocidad de ascenso deseada. Hacer los ajustes de motor necesarios y no extrañarse si en algún caso es necesario reducir ligeramente la potencia.

ascensos-y-descensos

Si se parte de una situación de alta velocidad, el morro estará bajo.

Habrá que levantar el morro para tratar de alcanzar la posición de ascenso.

Ello trae como consecuencia la reducción de velocidad al aumentar las resistencias aerodinámicas. Hacer los ajustes necesarios de motor. Normalmente será necesario aumentar la potencia.

ascensos-y-descensos

Ascensos a régimen constante.- En esta maniobra se trata de mantener un régimen de variómetro constante durante todo el ascenso: 500′, 400′ pies …

La forma de realizar la maniobra es muy similar a la descrita anteriormente:

El ajuste de potencia debe hacerse simultáneamente con el cambio en profundidad.

ascensos-y-descensos

Durante el tiempo en que la potencia está aumentando, el anemómetro se convertirá en el instrumento primario de profundidad.

Cuando el variómetro se estabiliza en el valor deseado, será el variómetro el primario en profundidad y el anemómetro el primario de potencia.

ascensos-y-descensos

Esta maniobra suele presentarse bajo la condición de mantener constante la velocidad y el régimen de ascenso simultáneamente. Exige un barrido de instrumentos muy rápido y utilizar el mando de potencia para realizar los ajustes de velocidad.

Solamente será posible esta maniobra en tanto se disponga de potencia que permita compensar las posibles pérdidas de velocidad.

Nivelación.- La maniobra de nivelación es idéntica tanto si se estaba ascendiendo a velocidad o a régimen constante.

Deberá iniciarse la maniobra antes de alcanzarse la altitud deseada.

Este adelanto varía con el régimen de ascenso y la técnica utilizada por el piloto, pero puede establecerse como técnica general.

Adelantarse el 10 por ciento del régimen de ascenso. Es decir: si el variómetro indicaba 1000 pies por minuto de ascenso, iniciar la nivelación 100 pies antes de la altitud deseada. Si el variómetro indicaba 500 pies por minuto de ascenso, iniciar la nivelación sólo 50 pies antes.

Veamos cómo hacerlo y la respuesta de los instrumentos:

1. Con la anticipación establecida, bajar el morro para colocarlo en la posición de velocidad deseada.

ascensos-y-descensos

2. El altímetro comenzará a disminuir su velocidad  de ascenso y el variómetro se irá aproximando a cero.

ascensos-y-descensos

3. Estar atentos ya que cuando el altímetro y variómetro indiquen vuelo recto, será necesario establecer correcciones en profundidad y dirección a medida que el avión gana en velocidad. Compensar.

ascensos-y-descensos

4. Aproximándose el anemómetro a la velocidad deseada se debe ajustar la potencia· del motor a la requerida de acuerdo con la velocidad.

ascensos-y-descensos

El panel presentará el aspecto siguiente.

ascensos-del-avión

ascensos-del-avión

ascensos-del-avión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »