Despegue del avión 3 – takeoff – técnica de vuelo

Home  >>  Academia de aviación  >>  Despegue del avión 3 – takeoff – técnica de vuelo

Despegue del avión 3 – takeoff – técnica de vuelo

despegue

Despegue del avión 3 – takeoff – técnica de vuelo

EFECTO SUELO EN EL DESPEGUE
El efecto suelo es una condición de performance mejorada que se encuentra cuando el avión está operando muy cerca de la tierra. El efecto suelo puede ser detectado y medido hasta una altitud igual a una envergadura por encima de la superficie.

Sin embargo, el efecto de suelo es más significativo cuando el avión (especialmente un avión de ala baja) mantiene una actitud constante a baja velocidad a baja altitud (por ejemplo, durante el despegue cuando el avión deja el suelo y acelera a velocidad de ascenso, y durante el flare antes de aterrizar).

Cuando el ala está bajo la influencia del efecto suelo, hay una reducción en las corrientes ascendentes, descendentes, y vórtices de punta de ala.

despegue-4

Como resultado de la reducción de los vórtices de punta de ala, la resistencia inducida se reduce. Cuando el ala está a una altura igual a un cuarto de la envergadura, la reducción de la resistencia inducida es de 25 por ciento aproximadamente, y cuando el ala está a una altura igual a una décima parte de la envergadura, la reducción de la resistencia inducida es de 50 por ciento aproximadamente. A altas velocidades, donde la resistencia parásita domina, la resistencia inducida es una pequeña parte de la resistencia total. En consecuencia, la acción del efecto suelo es mayor durante el despegue y el aterrizaje.

En el despegue, la carrera de despegue, despegue, y el comienzo del ascenso inicial se llevan a cabo en la zona de efecto de tierra. El efecto suelo provoca aumentos locales en la presión estática, que causan que el indicador de velocidad y el altímetro indiquen un poco menos de lo que deberían, y por lo general resulta en que el indicador de velocidad vertical indica un descenso. Al despegar el avión y ascender fuera de la zona de efecto suelo, sin embargo, ocurrirá lo siguiente.

  • El avión requerirá un aumento en el ángulo de ataque para mantener el mismo coeficiente de
    sustentación.
  • El avión va a experimentar un aumento en la resistencia inducida y el empuje necesario.
  • El avión experimentará una tendencia a cabecear arriba y requerirá un menor recorrido de elevador debido a un aumento de la corriente descendente en la cola horizontal.
  • El avión experimentará una reducción en la presión estática al dejar la zona de efecto suelo y el correspondiente aumento en la velocidad indicada.

Debido a la resistencia reducida en efecto suelo, puede parecer que el avión es capaz de despegar por debajo de la velocidad recomendada. Sin embargo, al elevarse el avión fuera del efecto suelo con una velocidad insuficiente, el rendimiento de ascenso inicial puede llegar a ser marginal debido a la mayor resistencia. En condiciones de gran altitud de densidad, alta temperatura, y/o peso bruto máximo, el avión puede ser capaz de ir al aire a una velocidad insuficiente, pero incapaz de ascender sin efecto suelo. En consecuencia, el avión puede no ser capaz de franquear las obstrucciones, o puede volver de nuevo a la pista. El punto a recordar es que se requiere potencia adicional para compensar el aumento de resistencia que se produce cuando un avión deja el efecto suelo. Pero durante un ascenso inicial, el motor ya está desarrollando potencia máxima.

La única alternativa es reducir la actitud de cabeceo para ganar velocidad adicional, lo que resultará en la pérdida inevitable de altitud. Por lo tanto, en condiciones marginales, es importante que el avión despegue a la velocidad recomendada que proporcionará el
rendimiento de ascenso inicial adecuado.

El efecto suelo es importante para las operaciones normales de vuelo. Si la pista es lo suficientemente larga, o si no existen obstáculos, el efecto suelo se puede utilizar como ventaja mediante el uso de la resistencia reducida para mejorar la aceleración inicial.

Además, el procedimiento para el despegue desde superficies no satisfactorias es llevar tanto peso en las alas como sea posible durante la carrera en tierra, y despegar con la ayuda del efecto suelo antes de alcanzar la velocidad de vuelo real. Luego es necesario reducir el ángulo de ataque para alcanzar la velocidad normal antes de intentar alejarse de la zona de efecto suelo.

Bibliografía.

U.S. Department of Transportation

Federal Aviation Administration

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »