Vuelo instrumental básico cap.20

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Vuelo instrumental básico cap.20

Vuelo instrumental básico cap.20

despegueEL DESPEGUE INSTRUMENTAL

Aun cuando es muy difícil que el piloto de un avión de las características presentadas aquí, tenga que realizar un despegue en unas condiciones de visibilidad cero, o muy bajas, la capacidad del piloto instrumental debe ser capaz de realizar una maniobra como ésta.

En aquellos despegues que se realizan con poca visibilidad, y el techo de nubes es muy bajo, el piloto entrará rápidamente en condiciones de vuelo instrumental.

El piloto deberá ser capaz de realizar una transición del vuelo visual al instrumental. Si no está capacitado para hacerlo con seguridad podrá resultar una desorientación seria y con graves problemas de control.

No intentar despegues con visibilidad cero a menos que se esté seguro de dominar la técnica que se describe a continuación.

El método que se expone es válido tanto para un avión monomotor, como para un polimotor.

Veamos cómo se realiza la maniobra:

1º. Alinear el avión lo más exactamente posible con la línea central de la pista.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

Mantener los frenos pisados (no poner el freno de aparcamiento), mientras se hacen los ajustes y comprobaciones finales.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

2. Colocar el direccional en el rupibo de pista publicado, de modo que pueda detectarse instantáneamente cualquier desviación durante la carrera de despegue.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

En el caso de que se disponga de un direccional con índice móvil, colocar éste sobre el rumbo seleccionado.

Realizar una comprobación de que todos los instrumentos están operativos.

3. Avanzar el mando de potencia hasta un punto en el cual el barrido de la hélice proporcione mando en dirección sobre el timón.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

4. Soltar los frenos y continuar metiendo motor suavemente.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

5. Durante la carrera de despegue mantener el rumbo exactamente, utilizando el timón de dirección para cualquier desviación.

Poner mucha atención en la interpretación correcta del direccional.

Si el rumbo disminuye, será necesario pie derecho, y lo contrario si aumenta.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

En aviones bimotores puede utilizarse la potencia diferencial de los motores para corregir. Es difícil inicialmente.

No utilizar los frenos para corregir en dirección.

CUALQUIER DESVIACION SOBRE EL RUMBO DEBE SER CORREGIDA INSTANTANEAMENTE

6. Cuando el avión comienza a aumentar su velocidad, el anemómetro debe ser comprobado junto con el direccional.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

7. Cuando la velocidad sea de 10 a 15 m.p.h. por debajo de la de despegue, tirar ligeramente hacia atrás del volante, levantando el morro del avión, para colocarlo en posición de despegue.

En un avión convencional esta posición es aproximadamente dos anchos de barra de horizonte.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

El tren principal está todavía apoyado en el suelo y la rueda de morro levantada.

En esta situación habrá que comprobar rápidamente el direccional ya que el avión es muy sensible al viento al faltarle un punto de apoyo.

8. Continuar en esta posición, hasta que el avión se vaya sólo al aire.

No forzar la maniobra de despegue tirando hacia atrás de la palanca.

9. Cuando el avión esté positivamente en el aire, mantener la posición de horizonte, comprobar las indicaciones de altímetro subiendo y el variómetro con indicación positiva.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

10. Mantener la posición de instrumentos. No permitir que el altímetro, y el variómetro inviertan su dirección de movimiento. A 100′ de altura subir el tren, no antes.

DESPEGUE-INSTRUMENTAL

11. Compensar el avión, ya que será necesario debido a la retracción del tren de aterrizaje.

12. Bajar ligeramente el morro, sin llegar a detener la indicación de subida del altímetro y variómetro y permitir que el avión se acelere hasta alcanzar su velocidad de retracción de flaps. Comprobar con el anemómetro

(DESPEGUE-INSTRUMENTAL

Permitir que el avión se acelere para alcanzar la velocidad de retracción de flaps.

Comprobar en el anemómetro que el avión ha entrado en la zona de velocidades en las que es posible el vuelo sin los flaps extendidos.

13. Permitir que el avión se acelere hasta la velocidad de ascenso requerida: máximo regímenes, máximo subida, etc.

14. Reducir el motor a potencia de subida y compensar el avión.

En una maniobra de despegue instrumental, la técnica de comprobación de instrumentos, así como su interpretación y acciones correctoras deben ser muy rápidas y sin la menor duda.

Durante todo el despegue, las fuerzas aerodinámicas que actúan varían muy rápidamente y la interpretación, corrección, uso de los mandos primarios y compensación debe ser muy rápida.

ERRORES COMUNES

Son los siguientes:

1. No realizar una comprobación adecuada de instrumentos antes del despegue. Puede parecer infantil, pero se han observado situaciones en las que algún piloto ha intentado un despegue instrumental con el direccional blocado, funda del tubo de pitot puesta, mandos blocados,… Estos errores son imperdonables y demuestran una gran falta de cuidado.

2. No estar perfectamente alineados con la dirección de la pista antes del despegue. Este fallo tiene su origen en no haber mantenido los frenos pisados durante la comprobación final de instrumentos o a haber soltado los frenos antes de que el timón de dirección tenga mando aerodinámico.

3. Uso incorrecto del motor. La aplicación brusca del motor conduce a dificultades en la dirección del avión. El motor debe aplicarse suave pero continuamente.

4. Uso de los frenos durante la carrera de despegue. Esta situación se produce muchas veces por tener el asiento y pedales mal ajustados. Un asiento demasiado próximo hace que el alumno presione los frenos sin advertirlo.

5. Sobremando del timón de dirección por uso incorrecto de los frenos. Este error se produce por reaccionar tarde a las desviaciones del direccional o a interpretarlo erróneamente, iniciando una corrección al contrario. Si el error se detecta y corrige instantáneamente, el control de dirección puede realizarse con pequeños movimientos de pedales.

6. No mantener constante la posición en profundidad. Muchos pilotos obligan al avión a irse al aire, lo que se traduce en un sobremando en profundidad.

Otros, cuando “sienten” físicamente que el avión está en el aire tienden a bajar el morro.

7. Técnica de comprobación de instrumentos inadecuada, quedándose fijo en un instrumento. Este suele ser el horizonte.

Si se detecta alguna desviación, corregirla, pero no detenerse en el instrumento.

Iniciar la corrección, pero continuar con el barrido de instrumentos.

8. Interpretación errónea de un instrumento. Esta situación es muy delicada y si el piloto tiene dudas en la interpretación correcta de los instrumentos debe repasarlos antes de intentar otro despegue instrumental.

Se debe recordar que el suelo está muy próximo como para cometer errores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »