Vuelo instrumental básico cap.15

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Vuelo instrumental básico cap.15

Vuelo instrumental básico cap.15

virajesVuelo instrumental básico cap.15

Virajes a rumbos determinados.-  Esta  maniobra  es una variante de la anterior en la que se exige terminar el viraje a un rumbo previamente establecido.

La forma de entrar y salir del viraje es idéntica.

Veamos ahora la particularidad  de esta maniobra.

En tanto que el avión está situado en un viraje coordinado, continuará girando en una situación perfectamente estabilizada.

Si el viraje quiere terminarse a un rumbo determinado, la terminación del viraje debe iniciarse ANTES de llegar al rumbo.

La anticipación necesaria es función del régimen de viraje ( 1 1/2º , 3° …) del ángulo  de inclinación  y  de la  técnica  del piloto  para  sacar el viraje.

Si el cambio de rumbo era pequeño, la inclinación que se habrá utilizado será también pequeña (aproximadamente la inclinación no deberá ser superior al número de grados a cambiar), y la anticipación  deberá ser:

“La mitad del ángulo de inclinación”

Es decir, si se deseaba cambiar el rumbo 20º, se habrá utilizado un ángulo de inclinación de  15º (20º como máximo). Ei viraje deberá terminarse 7 1/2º antes de tener la inclinación deseada en el direccional.

Si el ángulo de inclinación era grande, el piloto deberá utilizar inicial­ mente el criterio de anticiparse  en la mitad del ángulo de inclinación. Posteriormente ajustará esta anticipación de acuerdo con su técnica para sacar virajes.

Recordemos que para un viraje estándar, de 3° por minuto, la inclinación necesaria será variable, dependiendo de la velocidad del avión.

Por tanto:

SACAR LOS VIRAJES, UN NUMERO DE GRADOS ANTES DEL DE­SEADO, IGUAL A LA MITAD DE LA  INCLINACION  UTILIZADA.

Inicialmente el piloto se pasará o no llegará al rumbo preestablecido y deberá realizar pequeñas correcciones finales. Con la práctica logrará maniobras exactas.

En  esta  maniobra   las  indicaciones  del  direccional  serán  primarias.

Virajes cronometrados.– Esta maniobra es un  viraje  normal  en el cual se utiliza el reloj como comprobación de que la indicación del bastón es correcta.

Se pretende cambiar el rumbo en un tiempo exacto. Por ejemplo, en un viraje estándar (3° por segundo) el cambiar el rumbo 45º llevará 15″ y en un viraje de 1 1 /2º , el cambio de 45º llevará 30″.

Si las indicaciones de bastón son correctas y el piloto es consistente en mantener la inclinación no será necesaria la comprobación con el reloj. Pero, desgraciadamente el piloto no mantiene un régimen de inclinación constante durante las maniobras de cambio de rumbo y se hace necesario coordinar con el reloj para hacer ajustes aumentando o disminuyendo el ángulo de inclinación.

La técnica del viraje es la misma de siempre. Se deberá no obstante incluir el reloj como instrumento primario de coordinación de velocidad del viraje.

Esta maniobra se utiliza básicamente para comprobar la precisión del bastón.

La utilización del reloj será como sigue:

1. Establecer un viraje estándar (3° por segundo) cuando la aguja del segundero pase por alguno de los puntos 12, 3, 6 ó 9.

viraje

2. Comprobar el rumbo en este momento en el direccional, sería aconsejable iniciar las maniobras en rumbos cardinales 360, 90, 180 ó 270.

3. Mantener la inclinación  constante y comprobar CADA 1O segundos el cambio de rumbo en el direccional.

Si el cambio de rumbo cada 10″ es de 30º el bastón proporciona indicaciones correctas; si es superior, indica de más; y si es inferior indica de menos.

VIRAJE

4. Realizar la misma comprobación en sentido contrario, es decir, virando al otro lado.

Anotar estas desviaciones, si las hay, y tenerlas presentes en todos los virajes.

La situación que presentaría el panel en un bastón con inclinación co­rregida sería la que indica la figura, en la que puede observarse una deflexión de bastón superior a la establecida para un viraje de 3º por segundo, pero que es la correcta para un viraje estandard.

VIRAJE

Durante la realización de la maniobra, la técnica de viraje es la misma. Sólo será necesario coordinar las indicaciones de reloj con las del direccional.

Como siempre en estas maniobras:

  • –              Profundidad: primario el altímetro.
  • –              Inclinación: primario el bastón.
  • –              Potencia: primario el anemómetro.

Si se utiliza una técnica de entrada y salida en virajes correcta, el tiempo necesario para entrar y salir del viraje no deberá ser contabilizado en el cómputo  de tiempo.

Virajes fuertes.- En vuelo  instrumental  se  considera  viraje  fuerte a aquél que proporciona  un  régimen  de cambio de rumbo superior al estándar  (3º  por  segundo), CUALQUIERA  QUE  SEA LA  INCLINACION.

Muchos pilotos confunden el régimen de viraje con el ángulo de inclinación y la verdad es que son dos cosas distintas.

Para mantener un régimen de cambio rumbo estándar, el ángulo de inclinación es variable, dependiendo de la velocidad TAS o velocidad ver­ dadera.

A muy poca velocidad, por ejemplo 100 kts, se considera viraje fuerte el superior a 15, 4º de inclinación, mientras que a 300 kts, todavía no es viraje fuerte el de 39º de inclinación.

VIRAJE FUERTE

Las prácticas de viraje fuerte en vuelo instrumental se realizan por dos motivos:

  • Para que el piloto reconozca posiciones de inclinación anormales que puede encontrar en nubes.
  • Para desarrollar una técnica ágil y rápida de comprobación de instrumentos.

El piloto que domine los virajes fuertes, desarrolla una técnica de do­ minio del avión y será capaz de reaccionar suave y coordinado y con seguridad en posiciones anormales que pudiera encontrar, por ejemplo, volando en nubes con turbulencia.

En los virajes fuertes se producen cambios aerodinámicos muy significativos ya que hay una pérdida de sustentación considerable a medida que el avión aumenta su inclinación.

Es necesario desarrollar una técnica muy rápida de comprobación de instrumentos.

Veamos ahora como debe realizarse esta maniobra y como deben corregirse sus desviaciones:

1.  La técnica de entrada en el viraje es la misma que en un viraje suave: alabeo y dirección muy coordinados. Estar preparados para un aumento en la velocidad de comprobación de instrumentos.

2. A medida que el ángulo de inclinación se va aumentando, la sustentación va disminuyendo rápidamente, MAS QUE PROPORCIONAL AL ANGULO DE INCLINACION. A consecuencia de ello, el morro tenderá a caerse, el altímetro indicará un descenso y el variómetro también.

Corregirlo con la palanca, tirando hacia atrás de ella, en cuanto se sienta la menor indicación en la posición del horizonte. Utilizar las indicaciones del altímetro y variómetro como auxiliares.

Es decir, habrá una correspondencia entre el ángulo de inclinación establecido y la necesidad de tirar hacia atrás de la palanca.

En un viraje correctamente establecido, el panel presentará una indicación como la que presentamos.

viraje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »