Vuelo instrumental básico cap.10

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Vuelo instrumental básico cap.10

Vuelo instrumental básico cap.10

compensacion vueloVuelo instrumental básico cap.10

ERRORES DE COMPENSACIÓN

Muchos de los errores detectados anteriormente tienen su origen en una compensación inadecuada. Veamos las causas más frecuentes que conducen a una mala técnica de compensación:

1. No tener el asiento y pedales correctamente ajustados. Deberá ser lo primero que haga el piloto al subir al avión.

El llevar las piernas encogidas o el asiento muy junto o muy alejado del volante produce una situación de incomodidad que impide relajarse

Sentarse correctamente es muy importante. En una prueba de pilotos pueden sacarse muchas conclusiones, sencillamente observando como ajusta su asiento antes del vuelo.

pilotar-comodo

2. Confusión en la operación de los compensadores. Estos varían según los aviones, pero el piloto puede actuarlos incorrectamente incluso en su avión.

Es frecuente pensar: ¿si la bola está a la derecha, el compensador de dirección es a la derecha o a la izquierda?

compensadores de vuelo

3. No utilizar los compensadores según la técnica correcta de compensación.

Esta establece que los compensadores deberán utilizarse DESPUÉS de que el piloto haya establecido la posición deseada del avión, utilizando los mandos primarios.

Muchos pilotos olvidan esta secuencia y pretenden corregir exclusivamente con los compensadores. El uso del compensador debe convertirse en un hábito que se aplique casi inconscientemente.

4. No comprender los efectos que un cambio de potencia o configuración del avión tienen sobre la compensación.

Si el piloto no comprende o no conoce los efectos aerodinámicos producidos en el avión por determinados cambios, el piloto irá siempre “por detrás del avión”.

5. Compensación excesiva y descoordinada. En muchas ocasiones, el compensador se mueve “por moverlo” es decir, se tiene la sensación de que debe moverse, pero no se sabe exactamente como. Esta sensación puede calificarse como “compensitis” y no conduce más que a una acumulación de continuos errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »