Mecanicos de Mono Blanco

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Mecanicos de Mono Blanco

Mecanicos de Mono Blanco

On marzo 10, 2010, Posted by , in El mundo de la aviación, tags , With No Comments

Ricardo Miquel

Mecánicos de Mono Blanco

Había una genereración de mecánicos de aviación que tenían una vocación extrema hacía su profesión y una gran experiencia, siempre estaban al pie del cañon y en épocas difíciles de la aviación.

He tenido el placer de conocer a Ricardo Miguel, he compartido agradables charlas sobre la aviación y la mecánica. El se denomina “mecánico de mono blanco“, me ha hablado de sus conocimientos y de una época, en la que volar era aun una aventura.

Con él inaguro una sección de “Históricos” .Espero reflejar en esta serie de artículos un pequeño homenaje a esta gran cantidad de gente que ha hecho de la Aviación su vida y que aun tiene mucha enseñanza que transmitirnos.

Hoy reflejare una pequeña síntesis de su biografía, sin olvidarme de dar un recuerdo cariñoso a su mujer Lola.

Ricardo Miguel Vidal, nace en Barcelona en 1941 donde recibe formación administrativa y técnica hasta su ingreso en 1960 en el Ejército del Aire, único lugar en aquel momento dónde se podía iniciar la formación de Mecánico de Aviación. Estos conocimientos los recibe sobre material de la época: Sabré F-86, T-33, He-111 (C.A.S.A), Me-109 (Hispano-Aviación), T-6, Ju-52, C-47, C-54, etc. y sus motores.

Destinado al Ala 35 de Transporte, con los aviones T-4 (C-54) “Skymaster”, recorre parte del mundo hasta 1965, cuando pasa a la aviación civil, ejerciendo la profesión en Centros de Mantenimiento como Seravia -Centro Autorizado número 1 español-, en Fenwick Aviación, y en varios Cessna Dealers (donde recibe más de 50 cursos, especializándose en éstos aviones, desde el modelo 150 hasta los Citation) ocupando en todas partes cargos de responsabilidad en mantenimiento. Su gran afición a los motores hizo que desde el principio de la profesión acumulara información y datos de cuantos llega­ban a su alcance, archivándolos y clasificándolos. Fruto de ello es el gran repertorio resumido titulado “El Motor de Avia­ción, de la A a la Z” que ha publicado. Anteriormente, en los años 1966-68 y para la editorial CEAC, escribió los libros “Motores de aviación alternativos” y “Mo­tores de turbina, reacción y especiales”, así como innumera­bles artículos técnicos en revistas especializadas.

Profesionalmente fue reclamado para iniciar, organizar y obte­ner la licencia de siete Centros de Mantenimiento Autoriza­dos por la DGAC, localizados en Sabadell, Barcelona, Cuatro Vientos y Barajas. Finalmente en la década de los 90, pudo tener su propio Centro de Mantenimiento Autorizado número 119 por la DGAC, que en 1994 pasó a cumplir con la normativa europea, obteniendo el JAR-145 E-032 (hoy EASA) para “M-C Aviación en General SL” dando servicio a un innumerable tipo de aviones y clientes: hacia 1999 se mantenían 143 aviones con 17 empleados.

Paralelamente, en 1986, inauguró la Librería Aeronáutica Miguel-Creus La Aeroteca, llevada actualmente por familiares directos. Otra vertiente de ésta actividad es la Editorial del mismo nombre centrada en temas estrictamente aeronáuticos, incluidas láminas, libros, modelos, etc., con ánimo de cubrir carencias literarias de éste tipo. Finalmente, la concreción de un hobby íntimo de nuestro personaje es la apertura de una Relojería Aeronaval especia­lizada en relojes para pilotos, aficionados, estudiantes, etc., de media y alta gama “La Chaux de Fonds et Le Locle”

Toda ésta amalgama de actividades girando alrededor de la aviación sólo puede darse en determinadas personas, caso de RMV que acumula tanta hiperactividad al estar alimentada por una vocación extrema.

Ha recibido varios reconocimientos de carácter aeronáutico entre algunos los siguientes:

Miembro de la “Aircraft Engine Historical Society”, (AEHS).

Miembro protector de la PAC “Parc Aeronautic de Catalunya.

Miembro del AAMA “Asociación de Amigos del Museo del Aire” Cuatro Vientos, Madrid.

Amical Benevolente de la AAMS “L’Association des Amis du Musée SAFRAN Villaroche, Paris “Membre d’Honeur”.

Premio “Flyer 2003” a la mejor trayectoria Profesional Aeronáutica.

Cruz del Merito Aeronáutico, distintivo blanco, de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, por la trayectoria profesional y divulgación de la cultura aeronáutica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »