Mantenimiento del sistema de lubricación del avión

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Mantenimiento del sistema de lubricación del avión

Mantenimiento del sistema de lubricación del avión

On septiembre 21, 2018, Posted by , in El mundo de la aviación, tags , With No Comments

INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO DEL SISTEMA DE LUBRICACIÓN DEL AVIÓN

Conviene insistir en que, antes de manipular en un avión, deben consultarse los manuales y órdenes técnicas editados por los fabricantes del equipo de que se trate. Los siguientes consejos generales se aplican, con un sentido amplio, a todos los sistemas de lubricación de los aviones.

CARGA DEL DEPÓSITO DE ACEITE

No tratar de llenar el depósito al máximo. Deberá dejarse siempre una cámara de aire para la expansión del aceite.

CALENTAMIENTO DEL MOTOR

Durante el calentamiento del motor en tierra. Acciónese a baja velocidad hasta que la temperatura del aceite ascienda lo suficiente para indicar que circula adecuadamente. Al principio, el aceite esta frío y su viscosidad es elevada y, por tanto, su caudal es, generalmente, bajo, incluso cuando la presión es alta. Si el motor se acciona al principio a velocidades excesivamente altas, la falta de una lubricación adecuada puede ocasionar daños. Simultáneamente, el motor no debe accionarse durante un periodo demasiado largo en tierra porque podrán producirse daños. Por lo común, cuando la presión de aceite está dentro de la escala requerida y se mantiene constante durante unos cuantos minutos, el motor esté listo para el despegue.

INSPECCIÓN DE LOS DEPÓSITOS

El depósito de aceite se examina periódicamente para comprobar el estado general de las tiras de sujeción y de otros elementos utilizados para mantenerlo en su sitio, así como de las soldaduras y de las paredes del depósito, señales de fugas y seguridad de las tuberías. Los depósitos autoobturantes se examinarán y repasaron de la misma manera que los depósitos autoobturantes de gasolina. El desmontaje de un depósito para su sustitución o reparación requiere evacuar el aceite del sistema mediante la válvula de purga en Y; se sacan las tuberías de ventilación, las tuberías de retorno de aceite, los tubos de salida de aceite del cárter, el tubo de sobrante, y otras conducciones; hecho esto, se quitan los tornillos, abrazaderas, zunchos, etc., y se termina sacando el depósito del avión. Después, se instala siguiendo un orden inverso.

INSPECCIÓN DE LAS TUBERÍAS

Se examinarán las tuberías de aceite, abrazaderas, herrajes y otras formas de tuberías para ver si presentan grietas, agujeros, abultamiento o aplastamientos y otras señales de daños que puedan producir fugas o averías. Se examinarán para comprobar si están perfectamente sujetas a intervalos muy próximos y si no están demasiado apretadas para impedir la expansión, etc. Los tapones y los drenajes se verificarán también para comprobar que no tengan fugas. Todas las piezas desmontables deberán sujetarse y frenarse perfectamente. El par de apriete de las abrazaderas habrá de ajustarse a las necesidades de la instalación de que se trate.

EXAMEN DE TAMICES Y FILTROS

Cuando se emplean filtros de tamiz metálico deberán desmontarse limpiarse y examinarse para comprobar si presentan grietas, siempre que se efectúe una inspección principal del sistema de lubricación. Cuando se emplean filtros tipo Cuno, se efectuará una comprobación de su funcionamiento después de cada 25 a 30 horas de uso, debiendo lavarse en queroseno o con algún otro disolvente no corrosivo, y se examinarán después para comprobar si los discos giran libremente y si éstos y los álabes limpios están lisos y rectos. Si el filtro esta defectuoso, se desmontara y se cambiara. Estos tipos de filtros solos serán reparados por personal especializado.

INSPECCIÓN DEL CONJUNTO DEL RADIADOR DE ACEITE

El conjunto del radiador de aceite se examinaré a diario para ver si la regulación de la temperatura funciona satisfactoriamente, si no hay obstrucciones a la libre circulación del aire, si no existen fugas de fluido y si todos los pernos, tapones, etc., están adecuadamente asegurados y apretados.

DEFECTOS EN EL SISTEMA DE LUBRICACIÓN.

LUBRICACIÓN DEFECTUOSA

La lubricación defectuosa de un motor depende, generalmente, de estos factores:

  • ·Aceites no apropiados o alterados debido al prolongado funcionamiento.
  • ·Deficiencia o falta de aceite
  • ·Exceso de aceite.

Por lo que respecta al primer defecto no queda más que sustituir el aceite con otro nuevo y apropiado al motor

FALTA DE ACEITE

Una deficiente lubricación, además de disminuir la potencia desarrollada por el motor, puede tener también estas consecuencias:

  • ·Rayado de los cilindros.
  • ·Agarrotamiento de los émbolos o de algún cojinete.
  • ·Fusión de algún cojinete.
  • ·Excesivo calentamiento del motor.

En el sistema de lubricación forzada, el defecto de lubricación lo advierte el mecánico, por las indicaciones del manómetro, el cual, como sabemos, mide la presión del aceite en circulación. Pueden darse tres casos: que el manómetro señale una presión deficiente, excesiva o nula.

PRESIONES DEFICIENTES

A medida que el motor aumenta su velocidad, se incrementa también la presión del aceite, y la presión resulta máxima cuando el motor tiene una velocidad normal. Entonces la presión no debe resultar inferior a la establecida por el constructor. Cada vez que esta presión no se alcance, podría depender de una de las causas siguientes:

  • ·Manómetro estropeado.
  • ·Filtro sucio.
  • ·Muelle de la válvula automática mal reglado.
  • ·Pérdida de aceite a través de las tuberías.
  • ·Bomba deteriorada.

PRESIÓN EXCESIVA

Si el manómetro señala una presión superior a la normal y esto sucede en el momento de la puesta en marcha, si la estación es fría, no debe alarmar, porque depende de la excesiva viscosidad del aceite debido al frío. Apenas el calor se propaga en la masa del aceite, la presión vuelve a ser normal. Si se quiere todavía evitar este inconveniente, basta poner en el motor aceite caliente de antemano. En el caso de que la presión no tienda a disminuir, el hecho puede deberse a estas causas:

  • ·Irregularidad de funcionamiento de la válvula automática.
  • ·Tubería en parte obstruida, sea por descuido en el montaje o en el pulimento, o ya por la presión de cuerpos extraños (depositados en el aceite).

FALTA ABSOLUTA DE PRESIÓN

Si todo esté en orden y el manómetro no señala ninguna presión, comprobado que el manómetro no esté estropeado (quitando la tuerca de unión del manómetro con la tubería), el defecto debe buscarse en la bomba, que no esté cebada. En este caso se debe llenar completamente de aceite el tubo de aspiración y el cuerpo de la bomba.

EXCESO DE ACEITE

Si la cantidad de aceite de circulación en el motor resulta excesiva, puede dar lugar a estos in- convenientes:

  • ·Falta de explosión en cualquier cilindro (por engrase de bujías).
  • ·Formación de depósitos carbonosos en las cámaras de explosión sobre los émbolos, sobre las válvulas y en el interior de los tubos de escape
  • ·Formación de abundante humo en el escape.
  • ·Salida de aceite sobrante por los pulsadores y las válvulas de escape.
  • ·Disminución de la potencia del motor

Para saber más:

Lubricación y refrigeración del avión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »