Los virajes en vuelo

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Los virajes en vuelo

Los virajes en vuelo

Los virajes en vuelo.

El viraje es la maniobra mediante la cual cambiamos la dirección de vuelo del avión  ultraligero.

Esta maniobra se hace de distintas maneras dependiendo del tipo de avión ultraligero que estemos volando.

Básicamente consiste en el desplazamiento de la aeronave alrededor de su eje longitudinal.

En el viraje la fuerza de sustentación L permanece perpendicular a las alas mientras que el peso W sigue apuntando directamente al suelo.

Se crea, por tanto, una fuerza compensadora U que tiene que igualarse a la sustentación. Por lo tanto en todo viraje aplicaremos potencia sobre los mandos de gases para que el ultraligero no descienda.

El radio del viraje dependerá de la velocidad con la que éste se tome.

Si iniciamos un viraje a una velocidad elevada el radio de viraje será superior al radio de viraje a velocidad menor.

 

 

Virajes en dos ejes.

El viraje de aeronaves ultraligeras de dos ejes es muy simple.

Viraremos hacia un lado u otro simplemente moviendo la barra de control al lado contrario al que deseemos realizar el viraje.

El movimiento de la barra implica el desplazamiento del centro de gravedad en la dirección del viraje. El movimiento de la barra no provoca el viraje, sino el alabeo del avión hacia el lado deseado.

Pero, ¿Cómo se produce el viraje? El viraje se produce debido al diedro de la aeronave. Al alabear hacia un lado, el piloto debe mantener la barra hacia el lado contrario para evitar la tendencia del avión a volver a la posición de vuelo recto y nivelado. El aire pasará entonces a través del extradós del ala provocando una sustentación perpendicular a ésta y produciendo el viraje.

Virajes en tres ejes.

El viraje en los ultraligeros de tres ejes es muy similar al viraje en aeronaves convencionales, con la diferencia que el viraje en los aviones es más lento y es posible que aparezcan problemas de guiñada adversa.

Para dar solución a este problema los constructores diseñan disrruptores de capa límite en el extradós del ala.

El viraje en este tipo de ultraligeros se lleva a cabo de la siguiente manera. Para iniciar el viraje se aplica palanca de mando (stick) al lado en el que se desee virar; al mismo tiempo aplicaremos fuerza sobre los pedales en la dirección del viraje para mover el timón de dirección.

Al mover la palanca de mando hacia el lado del viraje comienza el viraje, y es precisamente cuando movemos el timón de dirección cuando evitamos la guiñada adversa. Ésta se produce cuando al virar, el ala que asciende se retrasa debido a la resistencia inducida originada por el aumento de la sustentación, mientras que el ala que desciende se adelanta. Esto provoca que el ultraligero resbale aumentando, por tanto, la resistencia inducida y aproando el ultraligero en dirección opuesta al viraje.

Otro aspecto fundamental en el viraje es el control de la posición de morro. Al iniciar el viraje debemos mantener el ángulo de ataque positivo con respecto al viento relativo. Si no tiramos un poco de la palanca de mando hacia detrás el ultraligero podría entrar en espiral descendente.

Virajes con desplazamiento de peso.

 

En los aviones con control por desplazamiento de peso en el alabeo lo conseguiremos desplazando el peso hacia un lado de manera que se inicie la inclinación, dicho desplazamiento será hacia el lado del giro. Un error bastante común en pilotos noveles de estas aeronaves es que al no mantener el morro ligeramente alto al iniciar la maniobra el aparato tiene muchas posibilidades de entrar en picado en espiral.
Algunos de estos ultraligeros utilizan spoilers o disrruptores de la capa límite.

Estos timones de puntas de las alas hacen retroceder el ala. El ala que se adelanta aumenta su sustentación, a la vez que el ala que se atrasa la reduce, provocando el alabeo. Es muy importante que se levante el morro, bien con los controles del timón de profundidad o por desplazamiento del piloto hacia detrás de manera que quede desplazado el centro de gravedad.

Virajes con ala rotativa.

El viraje en ultraligeros con ala rotativa, es decir en autogiros, es muy similar al viraje de ultraligeros de tres ejes. Al igual que el anterior el viraje se consigue con la combinación de los pedales y el stick de vuelo. El movimiento del rotor provoca el alabeo y el timón de dirección ayuda al alabeo aumentando el régimen de viraje.

Derrapes y resbales.

Es muy importante el conocimiento de los derrapes y resbales en el viraje.

Veamos cada uno de ellos por separado.

 

El derrape se consigue al entrar en un viraje a mucha velocidad y con poco ángulo de alabeo. La fuerza centrífuga es menor que la fuerza de la componente horizontal de la sustentación.

Sucede también cuando, al iniciar un viraje, pisamos con más fuerza de lo normal el pedal del timón de dirección. Para corregirlo bastará con soltar un poco la presión sobre el pedal.

 

El resbale consiste en perder altitud sin ganar velocidad. En este caso la fuerza centrífuga es mayor que la componente horizontal de la sustentación.

Consiste en aplicar palanca a un lado y pie contrario, de manera que el ultraligero desciende alabeando aunque lo hace en línea recta. Los resbales largos los haremos alternando a un lado y a otro, ya que de esta manera evitaremos un enfriamiento asimétrico del motor.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »