La Guiñada adversa – Aerodinámica

Home  >>  Academia de aviación  >>  La Guiñada adversa – Aerodinámica

La Guiñada adversa – Aerodinámica

La Guiñada adversa – Aerodinámica

Es una tendencia a girar que se produce sobre el eje vertical, generalmente hacia la izquierda de la trayectoria de la aeronave, causada por diversos factores aerodinámicos que se originan por la rotación de la hélice.

Básicamente es un efecto que se produce durante el viraje. El alabeo necesario para el viraje induce una guiñada contraria al sentido del viraje.

El aumento de sustentación que ocasiona el desplazamiento hacia abajo de uno de los alerones, produce también más resistencia inducida. Mientras que, en el alerón desplazado hacia arriba, disminuyen la sustentación y la resistencia inducida.

El resultado es una guiñada del morro de la aeronave en dirección al ala que se encuentra levantada(el alerón desplazado hacia abajo y mayor resistencia inducida).

Este movimiento de guiñada recibe el nombre de guiñada adversa, a causa de que es una guiñada contraria a la necesaria para que el viraje de la aeronave sea coordinado. La guiñada  adversa tienda a disminuir el alabeo. Por este motivo, al mismo tiempo que se aplica el control para iniciar el alabeo del avión, para evitar el efecto de la guiñada adversa, es necesario aplicar, simultáneamente, el control de guiñada necesario para que el viraje sea coordinado.
La guiñada adversa se corrige pisando el pedal del lado contrario a la guiñada (pie contrario).

Cuando el avión se encuentra en vuelo recto y nivelado, la cantidad de sustentación y resistencia que se genera en cada una de las alas es idéntica. De este modo, las alas del avión avanzan en la dirección del vuelo a la misma velocidad.

Debido a la aerodinámica de las alas, sustentación y resistencia van unida. A mayor sustentación, mayor resistencia.

Cuando realizamos un viraje:

El alerón del lado hacia el cual estamos virando se eleva reduciendo la sustentación. De este modo, el ala se inclina hacia abajo. El alerón del lado opuesto al viraje desciende, incrementándose así la sustentación. De este modo el ala se eleva.

El incremento de sustentación en el ala opuesta al viraje acarrea un incremento de su resistencia. Como consecuencia de esta resistencia adicional, el ala opuesta la viraje se “frena”, generándose una guiñada opuesta al viraje. Es la guiñada adversa.

La guiñada adversa hace que el viraje deje de estar coordinado. Además de las fuerzas que tiran del avión hacia el suelo, se producen otras fuerzas que lo desplazan lateralmente.

Para contrarrestar la guiñada adversa y hacer que el viraje sea coordinado, deberemos aplicar pie en la misma dirección del viraje. Es decir, “ayudar al viraje” con el pedal correspondiente. De este modo la bola permanecerá en el centro y el viraje será más eficaz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »