El Autogiro Cap-6 El Circuito de Carburante

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  El Autogiro Cap-6 El Circuito de Carburante

El Autogiro Cap-6 El Circuito de Carburante

autogiroEl Autogiro Cap-6 El Circuito de Carburante

Para la utilización de la gasolina del depósito tenemos dos soluciones:

Un grifo, colocado en el fondo del depósito, en cuyo caso, la aspiración efectúa por bajo, con el peligro de arrastrar los posos, que siempre reposan en el fondo del depósito.

Un tubo de aspiración, introducido por la parte superior del depósito. En su parte superior, una bomba neumática de gasolina y, con válvula de retención, como sobre las lanchas fuera borda, que sirve a aspirar el carburante y, enviarlo, hacia el carburador. Un filtro transparente, en plástico, para motor diesel, retiene las partículas susceptibles de obstruir los inyectores.

Sobre todo, no utilizar los filtros gasolina, de papel, porque en caso de un paro prolongado del autogiro, la válvula de retención de la bomba deja pasar aire, lo que vacía el filtro. El aceite de la mezcla, en el caso de un motor de dos tiempos, se deposita sobre el elemento filtrante de papel, reduciendo la circulación normal del carburante, existiendo el riesgo, de cortarse la llegada de gasolina en pleno vuelo.

En cuanto a los motores, éstos están equipados de bombas de carburante, sean mecánicas o de vacío, que se encargan, de transferir el combustible desde el depósito hasta el carburador, a partir del momento de su puesta en marcha.

CARBURANTE Y ACEITE

Los motores, según su concepción, no utilizan todos los mismos carburantes

Algunos utilizan súper sin plomo, otros admiten únicamente la gasolina de aviación y, por último, una última categoría funciona únicamente, con una mezcla precisa de gasolina y aceite.

Los motores que utilizan solo gasolina son llamados motores de “4 tiempos” y los que funcionan con mezcla, son los “2 tiempos” (aunque, algunos 2 tiempos con lubricación separada, no utilizan mezcla).

Es este segundo tipo de motor el que en general se adapta con más frecuencia sobre los autogiros.

P R E C A U C I O N E S

Conviene rodearse de un mínimo de precauciones cuando se procede a completar el nivel de carburante de su aparato:

-Siempre tener el motor parado

-Nada de cigarrillos encendidos, como se ve frecuentemente.

– Cuidado con las chispas y partes calientes (Tubo de escape)

Procure no verter gasolina sobre su autogiro (sobre todo los circuitos eléctricos) cuando no se está equipado con el material para el trasvase.

La utilización de una bomba de mano facilita esta operación, lo mismo que el uso de un filtro retiene las impurezas.

En caso de salpicaduras o desbordamiento, al realizar el llenado del depósito, secar a conciencia, con unos trapos, todo el carburante, o déjelo evaporarse enteramente, antes de poner en marcha el motor.

Hay que saber que, el peso de la gasolina es de 0,7 Kg. por litro y que, por lo tanto, un depósito, de 40 litros lleno por completo, aumenta el peso, del autogiro en 28 Kgs.

Esto es a recordar, para el siguiente despegue, ya que la distancia de rodamiento será más larga y, la pendiente de ascensión menor.

circuito-combustible

G A S O L I N A

Las gasolinas se clasifican según su poder antidetonante: es lo que se llama “índice de octano”.

El octano favorece una explosión, más difusa y, regula su brutalidad, lo que atenúa las cargas sobre las partes móviles del motor. Esto permite una mejor utilización de la energía liberada y aumenta la vida del motor.

A C E I T E

Este lubricante forma una película, entre las partes en movimiento, que disminuye la fricción y el desgaste, contribuyendo además al intercambio térmico del motor.

Cada mecánico recomienda un lubricante específico para sus motores y es bueno ceñirse a sus recomendaciones.

Están, los aceites minerales, generalmente utilizados, para el rodaje de motores, cuya viscosidad, es única y el grado de inflamación espontánea elevado. Los dos elementos de base son la nafta y la parafina y dejan importantes residuos (calamina) después de quemarse.

Los aceites dispersantes detergentes grafitados, son aceites minerales altamente refinados a los cuales, se les añaden aditivos específicos que mejoran sus cualidades. La viscosidad es media y casi no varía en función de las diferencias térmicas, lo que hace, que se les recomiende particularmente, para los motores de un uso muy continuado.

Todos los aceites de una misma categoría son miscibles entre sí.

No obstante, hay que evitar el mezclar un aceite mineral puro con uno detergente o dispersante ya que éstos no son químicamente neutros.

Esta mezcla con el motor en movimiento, puede desengrasar ciertas partes del mismo y formar tapones pastosos, susceptibles de obstruir, ciertas canalizaciones y provocar daños mecánicos irreversibles.

Estos aceites, están destinados a los motores de 4 tiempos, cuyo cárter hace de depósito. Con el motor en movimiento, la lubricación se efectúa, por circuito separado.

Los aceites detergentes o semi-detergentes son aceites con viscosidades múltiples cuya particularidad es la de conservar su poder de lubricación cuando se mezclan con la gasolina.

Por lo tanto, se utilizan en los motores de 2 tiempos que funcionan con mezcla gasolina/aceite. La cantidad de aceite se expresa en porcentaje y así se habla de mezcla al 1 ó 2 %.

Conviene también, en ese aspecto, seguir las recomendaciones del mecánico ya que poco aceite, produce un deterioro en el motor, por escasez, de lubricación y de igual manera un exceso de aceite ensucia exageradamente los cilindros.

Hay que evitar la preparación de cantidades importantes de la mezcla con demasiada anticipación por razón de la dificultad de mezclar mucho volumen para obtener una perfecta homogeneización.

Más vale, preparar cada vez lo estrictamente necesario y agitarlo correcta y concienzudamente.

Ultima recomendación. Nunca encargue la realización de la mezcla a un tercero. Las dosis pueden no ser las adecuadas de acuerdo con sus instrucciones y por consiguiente, anomalías de funcionamiento y averías, en perspectiva.

Se deduce, después de leer lo que antecede acerca de todos esos inconvenientes relativos a la mezcla, la ventaja de esos motores de 2 tiempos, que tienen sistema de engrase separado.

La gasolina pura, está, en el depósito de carburante, mientras que, el aceite necesario para la mezcla se encuentra, por su parte, en un depósito separado. La dosis prevista, por el constructor, se hace automáticamente, cuando se pone en funcionamiento el motor y por consiguiente, el usuario utiliza un motor mucho más simple de uso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »