El Autogiro Cap-3 Las Ruedas

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  El Autogiro Cap-3 Las Ruedas

El Autogiro Cap-3 Las Ruedas

autogiro-ruedas-pEl Autogiro Cap-3 Las Ruedas

No se sabe por qué, BENSEN fabricó sus autogiros, con ruedas de pequeñas dimensiones cuyo diámetro no excedía, de los 200 mm. para la rueda delantera y 260 mm. para las ruedas principales. Es posible que en el año 1.958 la elección fuese limitada, pero lo que es más extraño, es que muchos años más tarde todo el mundo persistía en esa elección.

Si las ruedas pequeñas, no ofrecen ningún problema sobre pistas duras, no se puede decir lo mismo, al rodar sobre una pista de hierba, y pobre del piloto que la suerte no acompaña y que no puede evitar, una topera o un ligero montículo al efectuar el despegue.

El diámetro de las ruedas aumenta hacia los años 75 en beneficio de la comodidad del piloto y de la estabilidad del aparato pero en detrimento del peso ya que el autogiro, se hace un poco más pesado. En efecto, las nuevas ruedas provienen de aviones, de scooters e incluso, de remolques de coche y su peso oscila entre 3 y 8 kilos, sobre todo si están dotadas de freno.

Es recientemente que aparecieron, las ruedas con llantas de nylon, cuyo peso total no excede de 1,2 Kg.

Los primeros autogiros BENSEN estaban desprovistos de frenos, pero muy pronto la necesidad de los mismos se hizo evidente. Una placa articulada, en dural, bajo la presión, del pie del piloto, se apoya sobre el neumático, de la rueda delantera. El resultado es regular sobre asfalto, mediocre sobre hierba pero satisfactorio para los pilotos de la época que a pesar de todo, descubrieron las ventajas incontestables, del freno de tambor. Las ruedas principales fueron equipadas con ese sistema a pesar de su peso, ya que mantiene al autogiro frenado en las fases de prelanzamiento del rotor.

ruedas-autogiro

Dado que la tecnología va adelantando sin cesar, actualmente el pesado freno de tambor tiende a ser reemplazado, por el freno de disco, más ligero y que, por añadidura, permite la instalación de llantas de nylon.

Actualmente, se tiende a suprimir, el freno del tren principal sobre las dos ruedas de 400 mm de diámetro y se instala sobre la rueda delantera de 300 mm con llanta de aluminio. Una manilla, de freno de moto, situada sobre el mango, permite al piloto frenar su aparato sin tener que soltar los mandos, como era el caso anteriormente, lo que mejora la seguridad.

Creo que el premio a la comodidad se le puede conceder a Jean Pierre DOLEAC, piloto-constructor del autogiroclub de Bois-la-Pierre, cerca de Toulouse que ha instalado en su autogiro biplaza, gruesas ruedas de ATC cuyas llantas metálicas son aligeradas al torno, y los neumáticos de baja presión amortiguan las desigualdades del terreno, lo que añade un grado más de seguridad en caso de un aterrizaje forzoso sobre un terreno hostil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »