El Autogiro Cap-18 El Porta Palas

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  El Autogiro Cap-18 El Porta Palas

El Autogiro Cap-18 El Porta Palas

On marzo 20, 2015, Posted by , in El mundo de la aviación, tags , With No Comments

autogiro-policiaEl Autogiro Cap-18 El Porta Palas.

El Porta Palas

Segunda pieza “noble” del autogiro, recoge él solo todos los esfuerzos generados por el rotor.

Oscila dos veces por vuelta bajo la influencia del batimiento, es solicitado en tracción por las palas, bajo el efecto de la fuerza centrífuga y padece en flexión las variaciones del factor de carga, es decir la conicidad.

De esta pieza depende igualmente, el buen alineamiento de las palas y el reglaje óptimo de las vibraciones verticales del rotor (Track o estela).

Todo ello impone una fabricación esmerada y una resistencia apropiada.

Tenemos que saber que la tracción por las palas bajo el efecto de la fuerza centrífuga equivale a 2 toneladas. Generalmente, nuestros porta palas en “AU4G” resisten, a mas de 10 toneladas de arrancada, lo que es de lejos, superior a las normas de resistencia, impuestas en aviación.

Algunos constructores se sirven de esta pieza, para poder variar el diámetro del rotor, ya que utilizan siempre palas de idéntica longitud.

prelanzador-autogiro

Existen tres tipos de porta palas:

1).- El porta palas fijo.

2).- El porta palas regulable con rotor parado.

3).- El porta palas regulable con rotor en marcha.

1º-El porta palas fijo.- Es el modelo mas corriente que encontramos, tanto sobre los monoplazas como sobre los biplazas. Se trata a menudo de una barra maciza en “AU4G”, de sección rectangular, cuyas dimensiones, se adaptan a la anchura existente entre las bridas de la cabeza rotor y a la anchura del pié de palas utilizadas.

No permite, ningún reglaje del ángulo de paso colectivo, de las palas. En su centro, está coronado por un cubo de duraluminio (el azúcar), de dimensiones ajustadas a su anchura, en el cual se introduce el eje de batimiento del rotor, a menudo constituido por un “BTR” de 10mm. de diámetro y de una resistencia de 80 Kg/mm . Sobre la parte de rosca apretamos una tuerca, asegurada para evitar que se afloje, por una clavija.

Sobre algunos modelos de porta palas, es posible inclinar ligeramente el cubo en sentido lateral, sea por medio de pequeñas cuñas metálicas de calzar o sea por rotación alrededor de media arandela en duraluminio con el objeto de perfeccionar el reglaje dinámico del rotor. Ese sistema, en principio ideado por MAC CUTCHEN fue seguidamente adoptado por IDRAC y AVERSO.

2º.- El porta palas regulable con rotor parado.- Idéntico en su conjunto, al anterior, permite además, la variación del calado de paso de cada pala. Este porta palas permite, principalmente, adaptar el rotor, a las condiciones del momento, como por ejemplo la altura del terreno, la temperatura ambiente, la carga del aparato y el tipo de vuelo a efectuar.

Estos reglajes, por razón de su complejidad, son destinados para pilotos con experiencia pero no permiten, en ningún caso, transformar el autogiro, en un helicóptero, capaz de despegar verticalmente y hacer vuelo estacionario. Algunos pilotos han pagado caro esa idea absurda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »