El Altímetro

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  El Altímetro

El Altímetro

El Altímetro.

El Altímetro en los aviones ultraligeros es el instrumento que nos indica unidades de altitud/altura, según midamos sobre el mar o sobre el terreno respectivamente.

Basa su medición en la diferencia de presión atmosférica exterior y la estándar.

Es decir, que el altímetro basta con que mida la presión estática para que funcione.

Existen altímetros que nos dan la altura/ altitud en metros y otros que nos dan en pies (la mayoría de ellos lo hace).

Existen otro tipo de altímetros que nos dan ambas medidas.

Generalmente utilizan cápsulas aneroides para medir presiones.

La cápsula aneroide es una placa metálica sujeta por sus extremos, circular y sometida a la acción de la presión.

La placa se deforma y cada punto recorre una distancia vertical que es tanto mayor cuanto más cerca se encuentre del centro. Este será su valor máximo.

La distancia vertical depende de la presión que se le aplique a la placa, del diámetro de ésta y de su espesor.

Para evitar que la presión aplaste a un diafragma contra el otro se coloca un muelle que los mantiene separados. El material empleado es bronce, metal Money o plata alemana.

El altímetro se fabrica teniendo como referencia la atmósfera ISA (Internacional Standard Atmosphere) o atmósfera tipo.

De manera que las cápsulas de los altímetros se fabrican de acuerdo a la presión estándar de 1013 milibares ó 1013 hectopascales o 29,92 pulgadas de mercurio. Pero como la presión atmosférica varía, los altímetros deberán “calarse” dependiendo de la presión atmosférica que existe en ese momento y en ese lugar.

Cuando el altímetro se cala a 1013 milibares indica altitud presión.

Todas las aeronaves en vuelo, por tanto, deben calar el altímetro a la misma presión para medir la altura con respecto a la misma capa isobárica en la zona de vuelo.

Deberemos, por tanto, calar correctamente el altímetro ya que es motivo de numerosos accidentes mortales en aviación, especialmente cerca del suelo.

Pero, no solamente existe riesgo de calar el altímetro. El desconocimiento de sus errores, si los tiene, es igual de peligroso.
Esto lo veremos más adelante.

Veamos ahora la construcción del instrumento. Los altímetros llevan incorporados en su interior una o varias cápsulas aneroides interconectadas y calibradas con la atmósfera estándar, en cuyo interior reina el vacío.

Cuando ascendemos con la aeronave, la presión atmosférica disminuye, por lo que las cápsulas se expanden, mientras que si descendemos éstas se contraen al aumentar la presión.

El desplazamiento de las cápsulas es transmitido mecánicamente a la aguja que indica la altura. La escala de lecturas se gradúa en altitudes. Fija a la escala existe una ventanilla, la ventanilla de presiones o Kollsman.

Mediante un mando exterior se desplaza el mecanismo de la escala graduada en presiones, por lo que se efectúa el calado del altímetro. Con esto lo que hacemos es variar la capa isobárica de referencia.

Un aspecto a tener en cuenta en las cápsulas aneroides es la temperatura ya que la presión es directamente proporcional a la temperatura.

Si aumenta la temperatura y no variamos el nivel de vuelo, visualizaríamos en el altímetro una disminución de altitud indicada por las agujas.

Para disminuir el roce del mecanismo se utilizan medios de alta precisión, como puntos de rubí o zafiro.

Pero aunque los altímetros se construyen con gran precisión hay que tener en cuenta errores que no pueden ser evitados y que deberemos tener en cuenta en todo momento.

-Error mecánico.

Es causado por las alteraciones en el sistema mecánico que transmite los cambios de presión de las cápsulas a la aguja indicadora.

Este error no es constante y debe ser comprobado antes de cada vuelo. Se corrige por el procedimiento de calado de altímetro.

-Error de instrumento.

Es el causado por la expansión irregular de las cápsulas aneroides.

Esto se detecta en el taller mecánico y se realizan las correcciones que se indican en una carta. La carta se sitúa junto al instrumento. Se corrige según nos indique la carta.

-Error de instalación y/o posición.

Causado por las alteraciones de la presión estática, debido a la instalación. Este error varía con el tipo de aeronave, la velocidad y la latitud.

Aunque es igual para las aeronaves del mismo tipo. La corrección de este error se indica en el manual de vuelo de cada aeronave.

-Error de indicación contraria.

Está causado por las falsas presiones en las tomas estáticas y ocurre al efectuar fuertes cambios en profundidad. Aparece momentáneamente causando la indicación en sentido contrario.

Se corrige con la correcta aplicación de los mandos.

-Error de histéresis.

Es un retraso en la indicación correcta de la altitud causado por la capacidad en las propiedades elásticas de los materiales de que está construido a adaptarse a cambios bruscos de presión.

Ocurre cuando la aeronave está volando mucho tiempo a una determinada altitud y se le somete a un cambio brusco. Este error es despreciable para ascensos y descensos suaves.
Procedimiento de reglaje de altímetro.

El altímetro se regla antes de salir a volar consultando los datos de presión atmosférica del campo. Ésta vendrá dada bien en milibares o hectopascales o bien en pulgadas de mercurio.

Para convertir los milibares en pulgadas o viceversa consultaremos una tabla de conversión.

One Comment so far:

  1. alberto salazar dice:

    Excelente el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »