Control de tráfico aéreo

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Control de tráfico aéreo

Control de tráfico aéreo

On febrero 11, 2011, Posted by , in El mundo de la aviación, tags , With No Comments

controlador_aereoControl de tráfico aéreo. (breve resumen)

Los aviones circulan en el espacio aéreo controlado, dentro de «burbujas» de aire que los servicios de control del tráfico aéreo les delimitan. Estas «burbujas» no han de tocarse entre sí nunca, mientras el servicio funcione bien, evitando con ello los peligros de colisión en el aire.

El espacio aéreo no controlado podría decirse que es «libre», ya que en él se puede volar sin tener que comunicar constantemente la posición y las intenciones a los centros de control.

Sin embargo, los aviones que vuelen dentro de este espacio aéreo han de obedecer asimismo una serie de normas, más sencillas, pero no por ello menos inflexibles que las que rigen para el espacio aéreo controlado. Dichos vuelos han de permanecer fuera del espacio aéreo de los aeropuertos, de las zonas de entrenamiento militar, de las zonas prohibidas, etcétera.

Podría decirse que el piloto es el responsable de evitar las colisiones o los «cruces» con otros aviones. Cualquier tipo de ayuda suministrada por el ATC (Control de Tráfico Aéreo) en el espacio aéreo será siempre un consejo o una simple información.
Pero la casi totalidad de los aviones comerciales de carga y pasaje operan dentro del espacio aéreo controlado, lo que de hecho significa que el vuelo estará sujeto a control obligatorio y la responsabilidad de evitar las colisiones y los «cruces» recae sobre el controlador aéreo.

Existen dos tipos diferenciados de demanda de control de tráfico aéreo: la interna y la externa. La primera está relacionada con el número de movimientos aéreos gestionados por los diferentes centros de control de tránsito aéreo (ACC), mientras que la segunda atiende a la cantidad de vuelos administrados por las regiones de información de vuelo (FIR) nacionales y su comparación con las FIR más importantes de países de su entorno entorno .

Las aerovías

Las aerovías son pasillos de 10 millas de ancho que enlazan entre sí formando una especie de red de carreteras en el aire, utilizables por el tráfico aéreo.
Estas aerovías se encuentran en el espacio aéreo inferior y medio (hasta 24.000 pies, 7.315 m) y en el superior, entre los 24.500 y los 66.000 pies (de 7.468 a 20.117 m). Están designadas por un sistema de colores (en inglés), seguidos por un número, y suelen abreviarse en las cartas de navegación con la letra inicial y el número, anteponiendo la letra U, de Upper, cuando la aerovía se encuentra por encima del nivel de vuelo 245. Así R1 o Rojo Uno sería la misma que UR-1, pero esta segunda se encontraría en el espacio aéreo superior.

Áreas terminales de los aeropuertos
En los grandes aeropuertos, la zona de espacio aéreo que se extiende desde la superficie hasta la base de las aerovías es denominada TMA (Terminal Manoeuvring Área) y en ella las aeronaves pueden realizar la salida o la arribada de forma controlada.

Centros de control de aviación

Los centros de control de tráfico más importantes son los ACC (Área Control Center) o centros de control de área. Estos centros son los que determinan el espaciamiento, el ritmo, con el que pueden ser utilizadas las aerovías de sus respectivas FIR [Flight Information Región, región de información de vuelo).
Los restantes centros de control (APP o TWR; es decir, aproximación y torre) han de solicitar autorización del ACC para a su vez autorizar cualquier vuelo. Eso quiere decir que estos centros de control sólo son responsables de sus respectivos espacios aéreos, pero no pueden autorizar la entrada de los aviones en las aerovías o las TMA asignadas a otro centro o al ACC, si no disponen del consiguiente permiso y, por tanto, de la necesaria coordinación.

Control radar en aviación

Mediante los convenientes sistemas de radar y de análisis y presentación de los datos obtenidos, el controlador de radar puede «ver» al avión, no sólo «imaginarlo» como los restantes controladores. Ello permite acelerar el tráfico aéreo ya que, bajo control radar, se admite que las «burbujas» de las aeronaves se encuentren a 5 millas náuticas de separación (8 km) y, en ocasiones especiales, cuando así lo permite la calidad del sistema, hasta a 3 millas náuticas (4,8 km).

Ayudas a la navegación aérea.

Las balizas de navegación se encuentran en puntos determinados de las aerovías, casi siempre en las intersecciones de varias de ellas. Muchas disponen asimismo de un sistema llamado DME (Distance Measuring Equípment) que permite al piloto determinar la distancia entre su avión y la radiobaliza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »