Aerovías, como son y como funcionan

Home  >>  El mundo de la aviación  >>  Aerovías, como son y como funcionan

Aerovías, como son y como funcionan

On Abril 11, 2017, Posted by , in El mundo de la aviación, tags , With No Comments

aeroviasAerovías, como son y como funcionan.

Aunque pudiera parecer lo contrario, los aviones de línea no se mueven por el aire a su libre antojo: la circulación aérea está fuertemente reglamentada, y en el cielo existen «carreteras aéreas» que llevan de un punto a otro, siempre bajo la estricta vigilancia de los centros de control del tráfico aéreo.

El espacio aéreo sobre nuestras cabe­zas está lleno de aviones de muy dis­tintos tipos que vuelan de un punto a otro a altitudes y velocidades diferen­tes, llegando o saliendo de los aeropuertos, en muchos de los cuales, especialmente los de las grandes ciu­dades, el movimiento de aeronaves es especialmente intenso. Para evitar choques, es necesario mantener estos aviones «separados». A tal fin, el espa­cio aéreo controlado —es decir, aquel bajo vigilancia y supervisión del orga­nismo correspondiente— está dividido en zonas que son responsabilidad de un determinado ente de control.

espacio-aereo

División del espacio aéreo

Los límites de estas zonas están marca­dos mediante señales electrónicas emi­tidas por unos dispositivos especiales llamados radioayudas, que, en esencia, son como faros que proyectan ondas de radio en vez de ondas luminosas.

Pero, además de límites laterales, el espacio aéreo -que es tridimensional, naturalmente— tiene separaciones ver­ticales que lo dividen, según las dife­rentes altitudes o niveles. Estas sepa­raciones, aunque son denominadas niveles de vuelo (FL, Flight Level) o alti­tudes, son en realidad isóbaras,- es decir, superficies en las que la presión atmosférica es siempre la misma.

espacio-aereo

Un nivel de vuelo, por tanto, no tiene por qué ser paralelo a la superfi­cie que se encuentra debajo de él, ni siquiera en el caso de que se trate del mar.

espacio-aereo

Aerovías

Entre una y otra zona del espacio aéreo controlado existen vías de co­municación, llamadas aerovías, que permiten volar de unas a otras. Son pa­sillos o corredores donde los aviones pueden volar protegidos por acuerdos internacionales que determinan las separaciones mínimas entre ellos.

aerovias

Un avión debe estar separado de otro por, al menos, 1.000 pies (304,8 m) por encima o por debajo, 10 minu­tos de tiempo de vuelo por delante o detrás, y 10 millas (17 km) a la izquier­da o derecha. Si se encuentra bajo control de radar —es decir, si el centro de control que le corresponde lo monitoriza mediante un sistema de radar- estas distancias pueden reducirse a 3 millas (5 km).

aerovias

Estas aerovías están señaladas por radioayudas y divididas en tres capas de altitudes. Las más altas van desde los 45.000 a los 75.000 pies (13.716 a 22.860 m) y son utilizadas por los aviones supersónicos y los reactores ejecutivos de alta cota. Los niveles medios son usados por los reactores de línea, y los inferiores están destinados a los turbohélices y aviones de hélice.

Mapas de las aerovías

mapas de aerovias

Los aviones que vuelan siguiendo las reglas VFR (Visual Flight Rules) llevan mapas en los que pueden verse los accidentes más destacados del terreno, que son así identificados y permiten una fácil navegación. Por el contrario, los vuelos IFR (Instrumental Flight Rules) tienen que navegar con referencias a posiciones radioeléctricas, situadas en lugares determinados, que pueden ser identificadas aunque que no exista contacto visual con ellas. Las aerovías aparecen en estas cartas señaladas como líneas rectas e identificadas mediante una combinación de letras y números. Las primeras están tomadas de los colores; por ejemplo, la B-28 será la Blue 28. Suele anteponerse la letra U o L para indicar su pertenencia al espacio aéreo superior o inferior (por encima del nivel de vuelo 200 -20.000 pies, 6.000 m- o por debajo de él, respectivamente).

El ACC (Control de Área) es el verdadero «amo» del espacio aéreo y el único que sabe qué aeronaves pretenden utilizar las aerovías. Es, por tanto, el único que puede distribuirlo: el controlador de torre obtendrá permiso del ACC para autorizar el despegue de una aeronave.

Un avión no puede pasar de un sector del espacio aéreo controlado a otro sin conocimiento y autorización del ACC. Éste decidirá por dónde y en qué momento podrá penetrar en su espacio aéreo.

espacio-aereo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »